SANTA Y DIVINA PACIENCIA

SANTA Y DIVINA PACIENCIA
Bendecida luz de mi vida, bendecida luz de vida eterna, donde nuestro creador nos enseña en la libertad, la seguridad de saber y entender desde cada alma.
Hoy es una lectura de apertura al gran conocimiento de la santa paciencia, santa porque es lo que se entiende como sagrado elemento de energías en movimiento de luz eterna y celestial.
Yo Soy un Maestro que enseño y descubro en cada conciencia una luz distinta, una luz de vida nueva, una conciencia de un saber que no muchos entienden para qué es y esta la conciencia como muestra de vida nueva.
Estas lecturas no son la muestras de un pasado, para hablar desde las conciencias donde señalan como canalización o canalizar un encuentro de lecturas con seres superiores, eso es una muestra de la falta de entendimiento divino, no llegan a leer, no entienden, no comprenden mis lecturas, llegan pidiendo amistad para poder hacer conocer sus lecturas de conciencias humanas terrestres y hacer una labor de bajar al piso de las dudas, sus almas otra vez pisando el lodo, otra vez bajar la mirada al piso.
Mi sagrado ejemplo de bondad divina me hace ser un hombre de divinidad celestial en la unión cielo tierra.
Se explicó hace años que el año 2000 ya fue, es un pasado, allí se dividió una energía de gran luz de confusión que rodeaba todo el planeta Tierra, hoy esa energía es un polvo que se une con el piso de tierra para bajar a las profundidades de la tierra bendita donde se contiene a toda la vida terrestre.
Hoy se siente y se ve rasgos de esas energías arañando desde el océano como un animal hambriento y sediento de paz, hoy las aguas se aquietan, se agitan y se des controlan como un baile de confusión y mostrando su lado negativo, es allí que crece la luz oscura y confusa, es allí que no deben acercar su alma, hasta que esa energía se quede en las profundidades de la tierra por orden divina.
Es el mar un comunicador de luz en energías de vidas, es la luna la que intercede entre ustedes y el plano superior y divino, de la misma manera que se limpia sus conciencias, de la misma manera se limpia el planeta, tierra, aire, agua y luz.
Yo Soy en tú libertad de caminar frente a la gran tempestad abriendo el camino de la verdad divina.
Yo estoy junto a tú alma en este momento de lectura en el sagrado elemento de luz en unidad y unión eterna.
Voy dejando mis semillas al viento como un sembrador de la verdad divina celestial y tú compartes este alimento con tus hermanos, es crecer en luz interior, luz de la verdad desde tu corazón.
Mi paciencia es tú paciencia, debo decir que los alumnos que no pueden entender, que les cuesta comprender mis lecturas lo deben hacer a través de postales que se ofrecen como alimento divino desde mis sitios de luz divina.
Los diseños de las postales deben ser bien presentados, como una fiesta de gala para dar la bienvenida a las almas y alimentar sus espíritus en ese encuentro, un color agradable como fondo, letras que sean contrastantes al fondo y si puede ser como en tercer lugar un dibujo de distracción al que lee, para dar serenidad a la lectura y continuidad de luz divina y celestial.
La santa paciencia de mi vida es llegar hasta tus pasos de luz y abrazar tú alma, contener tu dolor y dar felicidad.
Mi santa paciencia dice: …..aprende de estas lecturas y limpia tu camino de lodo y aleja tu alma de los adivinos que te cobran por obrar en la oscuridad y consumes lodo y tu físico se hunde en el pantano de los sacrificios que te ofrecen, muerte, dolor, perdidas, conflictos familiares, falta de trabajo para tus necesidades y puedo seguir una hora más de lo que te ofrecen, allí crece el miedo, allí entra la luz oscura a tu vida, y luego llegas al sitio de las lecturas para decir que Dios no te escucha, que Dios no te quiere, que ya no amas a Dios, debes limpiar tu conciencia si tu deseo es ir de los que te adivinan el futuro, porque allí no estoy yo, allí esta satán esperando el abrazo de alma a alma.
Es mi santa paciencia que habla para las preguntas que llegan a mi estudio de energías terrestres, no pueden entender que la vida es luz y no es materia, no pueden entender porque su confusión es el materialismo desmedido y entran en el juego de los valores, dicen de donde consigo más para tener más en la tierra, nosotros nos somos terrestres, nosotros somos elevados espíritus de la luz divina de Dios y no podemos dar materia desde la materia, nosotros damos ayuda humanitarias de materias desde lo espiritual y divino, si limpias tu alma recibes luz divina y la luz divina trae paz y serenidad para obtener los valores de la materia como debe ser, con un alma sucia es difícil que el Maestro Jesús de la bondad divina se pueda comunicar, debes asear tu alma hijo de las confusiones terrestres.
Es mi santa paciencia la que escribe desde mi casa terrestre hasta tú casa terrestre, bajando en energías divinas desde el cielo eterno de la vida infinita.
Yo Soy en la paz y serenidad de tú paciencia divina ante mi gran obra de limpieza del lodo.
Maestro Jesús de la bondad divina.

18/02/2014

Anuncios

LOS MIEDOS

LOS MIEDOS

En el nombre de Dios, en el nombre de la verdad divina que es mi creador en cada manifestación ante la ley divina universal, doy mis palabras al viento de la luz que llega desde lo alto para caminar y encaminar a toda la humanidad de la bendita tierra.
Doy y entrego mis energías de luz divina en letras para compartir y esparcir como semillas para germinar en tiempo y espacio de luz divina en la tierra.
Yo Soy en tu persona de vida nueva, una virtud de luz y paz en armonía y seguridad eterna.
Debes calificar de inseguridad todo lo que está lejos de la verdad divina, lejos de la obra en construcción de bondad divina y eterna.
Maestro Jesús dice y habla, escribe y da las enseñanzas de luz desde un despertar de cada conciencia, donde el límite de cada expresión es la modalidad de tus actos.
El ser humano de esta nueva vida debe saber que los actos de confusión son inseguridad, son la luz de baja tensión en el brillo de las imágenes y el ver tan difuso de un caminar nos hace padecer en dudas diarias, continuas y crece la inseguridad de abrazar las dudas de todo lo que llega, siempre viviendo y consumiendo el sufrido dolor de una confusa acción.
El terror de conocer el miedo es una piedra en el camino del conocimiento, el miedo paraliza, el miedo es una entrega de hacer ver el poder de lo falso y mentiroso que es una supuesta verdad que no tiene nada de verdad divina.
El mostrar y dar como un conocimiento de seguridad a través del susto, de la cobardía de los que usan al hacer crecer el miedo en las almas es una obra de la oscuridad, el mostrar un castigo de infundadas ideas profanas y falsas de ser y parecer la verdad divina.
Todo es y está entre ustedes en este final de los pasos del hombre gigante de la mentira en imprenta, visual y manifestaciones de organizaciones con fines de hacer ver que el dolor es una obra donde se debe mostrar como un trofeo de publicidad y gesto de retener en sus conciencias.
Todo es obra de hacer ver, para pertenecer en la obra donde se debe ir, con la firmeza de una mirada al dolor, al castigo, al susto, al gran dolor de saber que la humanidad acompaña siempre porque tiene una necesidad de llegar al cielo de la verdad divina y no saben dónde está el camino que los conduce a la puerta de la verdad divina y eterna.
Hoy somos y estamos, damos y construimos una humilde fortaleza de un saber divino y celestial, para toda la humanidad, con la seguridad y la grandeza de un saber divino y celestial bajo la dirección de Dios nuestro creador.
Los miedos no deben paralizar, al contrario los miedos deben ser descubiertos y saber que traen, que hace ver que tiene un poder donde no hay un poder, donde no hay vida y si es nuestra misma conciencia la que hace ver y sentir ese miedo de algo que no existe.
La conciencia es la que da vida a los miedos, ese miedo que no está en la vida para vivir y si para alejar y ver desde el lado de descubrir la verdad divina.
Los ingenuos hábitos de la ignorancia hacen de los miedos un fuerte de naturaleza viviente.
Los actos de la seguridad hacen descubrir que los miedos no deben tener vida en nosotros y sentir a la verdad como único medio de vida.
Para llegar a los vicios y trabajar sobre ese tema tan esperado, debemos saber ubicar a los miedos, alejar al miedo es limpiar la entrada principal de la vida en paz y seguridad.
El don del saber, el don de la verdad divina hace que el conocimiento sea una obra de bien si es la verdad divina la que da lectura y expresa sus letras como un dibujo de luz dorada y brillo divino.
Interpretar que los miedos no existen en la vida, es la conciencia la que da vida a los miedos.
Interpretar a la verdad como verdad divina celestial.
Saber que la luz divina es dorada y ella envuelve todo lo que se debe dar vida en la pureza y en el orden divino de vida en la tierra bendita.
Bendiciendo a cada conciencia para saber y entender que la vida es luz eterna y divina.
Maestro Jesús de la bondad divina.
11/02/2014